Europa se prepara ante una segunda Ola de contagios.

Europa ha tratado de mantener viva la esperanza de poder vivir un verano relativamente normal, para dar oxígeno a los sectores turísticos y de ocio. Sin embargo, la multiplicación de casos está teniendo como consecuencia que cada vez más países adopten o estudien medidas para sus ciudadanos, pero también para aquellos que vienen de fuera.

España es uno de los más afectados. Noruega ha impuesto desde este sábado una cuarentena de 10 días a aquellos que viajen desde España, mientras que Francia ha pedido a sus nacionales que eviten desplazarse a Cataluña.

Bélgica ha ido más lejos y ha prohibido a sus ciudadanos viajar a Huesca, cuando el veto hasta ahora se ceñía a Lleida.
Además, recomienda no desplazarse a Aragón, Cataluña, País Vasco, Navarra, La Rioja y Extremadura.

Además de refuerzos en las fronteras internas de la UE e incluso de la zona Schengen.

 En Bélgica, se estima que el número de infecciones ha subido en un 89%. Todos los países.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *