Al menos 10 países de la Unión Europea (UE) acogerán a 400 menores abandonados por el incendio de la isla griega de Lesbos.

11.500 personas, entre ellas 4.000 menores y 2.200 mujeres, esperan un techo donde cobijarse tras el incendio que destruyó el campo de refugiados de Moria, en la isla griega de Lesbos.

Las autoridades griegas han habilitado barcos mientras instalan tiendas de campaña para trasladar a las personas afectadas.

Garantizar refugio para todos es la principal prioridad de la Unión Europea (UE).

“Nuestra principal prioridad tiene que ser inmediata y colectiva. Primero, facilitar alojamiento a quienes lo necesiten y luego, restablecer el orden público en la isla tan pronto como sea posible”, señaló el vicepresidente de la Comisión Europea, Margaritis Schinas.

Una iniciativa, anunciada el jueves por la canciller alemana, Angela Merkel, prevé el traslado a varios países de los menores sin hogar.

“He preguntado al primer ministro griego cómo podemos ayudar. La respuesta ha sido que nos ocupemos, especialmente, de los menores que han sido trasladados a la Grecia continental. Nos pusimos en contacto con Francia. Alemania y Francia participarán. Espero que otros países (de la Unión Europea) también participarán en esto”.

El primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, ha dicho gráficamente que Europa debe pasar de “las palabras a una política de actos de solidaridad”.



Compartir