6 marzo, 2021

Así es el gigantesco palacio que Putin mandó a construir a orillas del mar Negro

Un lujoso y gigantesco palacio de más de 14.000 m2 a orillas del mar Negro, rodeado de una extensión de terreno tan grande como “39 veces el Principado de Mónaco”. Este es, según Alexei Navalny, el recién detenido opositor ruso, el mayor de los secretos de la Rusia actual.

Arrestado a su regreso a Moscú cinco meses después de haber sido envenenado, Navalny desafía al mandatario con una investigación sobre este Versalles ruso que habría costado más de 1.100 millones de euros y habría sido entregado al presidente como un soborno.

“Es la instalación más reservada y vigilada de Rusia, sin exagerar”, se puede leer en la web Palace.navalny.com, donde se publican docenas de fotos de las instalaciones.

Navalny describe así el palacio: “Esta no es una casa de campo, no es una dacha, es una ciudad entera, un reino. Tiene vallas inexpugnables, su propio puerto, sus propios guardias, una iglesia, su propio control de acceso, una zona de exclusión aérea e incluso su propio puesto de control fronterizo. Es directamente un estado separado dentro de Rusia. Y en este estado hay un rey único e insustituible: Putin”.

Según se sigue relatando, el complejo posee también una pista de hockey sobre hielo, un anfiteatro y un acceso subterráneo al mar que puede convertirse en búnker si fuera necesario. El edificio en sí, de tres plantas, está equipado con las comodidades más lujosas, amueblado íntegramente por firmas italianas. Además, en el parque hay viñedos e incluso un criadero de ostras.

La lista de lujos en el interior del palacio también es de quitar el hipo. Un casino, una enorme piscina climatizada, una impresionante sala de cine, gimnasio totalmente equipado, suntuosos baños de marmol…

Nuestro sentido estético sufrió mucho en el proceso, pero intentamos recrear todos los interiores con la mayor precisión posible”, dicen tirando de sarcasmo mientras ofrecen numerosas fotos de cada opulento rincón de la residencia.

Uno de los lujosos salones. (Palace.navalny.com)

Esta historia, escribe Navalny, no es nueva: en 2011 un antiguo miembro del círculo más estrecho de Putin, después de haber huido a Estonia, lo habría confesado todo y la existencia del edificio secreto habría sido revelada al mundo. La explicación difundida por el Kremlin fue que Putin efectivamente había encargado la construcción de esta villa, pero luego la interrumpió y fue un empresario quien lo compró, algo que niega el opositor.

El casino. (Palace.navalny.com)

En su investigación detalla los movimientos de dinero, enumera los testaferros encargados de tener las claves de acceso y describe sus afiliaciones con Putin. Formalmente, el edificio pertenecería al empresario Alexander Ponomarenko. Pero como dice Navalny, “nadie más que Putin puede tener una zona de exclusión aérea en su residencia” o contar con la guardia presidencial como seguridad.

Compartir