Malasia advierte sobre una cepa de coronavirus que se expande en el sudeste asiático

Malasia detectó una cepa del coronavirus que, según los investigadores, es 10 veces más infecciosa que la normal.

La mutación llamada D614G, que puede acelerar la propagación del COVID-19, se encontró en al menos tres de los 45 casos en un grupo que comenzó con el propietario de un restaurante que regresaba de la India y no guardaba la cuarentena respectiva. Desde entonces, ha sido condenado a cinco meses de prisión y multado

“La cepa podría significar que los estudios existentes sobre las vacunas pueden ser incompletos o ineficaces contra la mutación”, explicó Noor Hisham Abdullah, Director General de Salud de Malasia.

El hallazgo muestra que la mutación se ha convertido en la variante predominante en Europa y EE.UU. Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) mencionó que no hay evidencia de que la cepa conduzca a una enfermedad más grave. 

“La gente debe ser cautelosa y tomar más precauciones porque esta cepa ahora se ha encontrado en Malasia”, indicó Noor Hisham en una publicación de Facebook

“La cooperación de la gente es muy necesaria para que juntos podamos romper la cadena de infección de cualquier mutación”, añadió.

Si bien es cierto, Malasia ha logrado evitar un resurgimiento del virus. El país asiático confirmó 26 casos nuevos el pasado sábado, la mayor cantidad desde el 28 de julio, y agregó 25 casos este domingo.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *