17 octubre, 2021

Rusia dice que Sputnik Light es 70% efectivo contra la variante Delta

Los desarrolladores de Sputnik V anunciaron este miércoles que la versión de unidosis de esa vacuna contra el Covid, de nombre comercial Sputnik Light, mostró una eficacia contra la variante Delta superior al 75% en menores de 60 años y del 70% en mayores, durante 3 meses. Además enfatizaron la utilidad del fármaco como booster (o tercera dosis) para reforzar esquemas dobles de otros laboratorios.

«Estos indicadores superan los de numerosas vacunas extranjeras de dos componentes», remarcaron.  «Sputnik light está destinada a ser el booster universal«, planteó de manera casi profética Kirill Dmitriev, CEO del Fondo Ruso de Inversor Directa (RDIF).

Los porcentajes de eficacia de Sputnik Light a la hora de levantar inmunidad frente a Delta se basan en un estudio con 28.000 participantes que habían recibido esa única dosis.

Si bien plantearon que los resultados fueron contrastados con un grupo control de nada menos que 5,6 millones de personas no vacunadas y aclararon, además, que la compilación de información se hizo en julio de este año, no quedó del todo claro (y la consulta de Clarín no fue respondida) cuál es el número de participantes o el estudio en particular que respalda la eficacia y seguridad comprobadas en el uso de Sputnik Light como tercera dosis.

En cambio, se hicieron alusiones a varios estudios que sostuvieron los beneficios del uso heterólogo de Sputnik (en combinación con otras vacunas para completar las dos dosis).

De la afirmación de que la vacuna rusa puede combinarse con otras marcas, pareció desprenderse la utilidad de aplicarla como booster a los 6 o 7 meses posteriores a la última dosis recibida, de modo de mantener altos los anticuerpos neutralizantes.

Precisamente, afirmó Dmitriev, y hablando en general de las vacunas, «alrededor de cinco meses después del esquema de dos dosis, los anticuerpos pueden caer al 50%«, subrayando la utilidad supuestamente comprobada que tendría la administración de Sputnik Light pasado ese plazo.

Si bien Sputnik es una vacuna no aprobada por la Organización Mundial de la Salud, situación que por ahora acarrea obstáculos en cuestiones como la libre movilidad internacional (por la supuesta debilidad de “credenciales” que la vacuna tendría a los ojos de países como Estados Unidos), los desarrolladores de la vacuna insistieron en que esa aprobación debería salir antes de fin de año.

Aclararon -en un comentario por lo menos discutible- que, «de todos modos no debería representar problemas para viajar, ya que la vacuna está aprobada en más de 70 países».

Por último, cabe remarcar que insistieron en que su vacuna «estrella» contra el coronavirus sigue siendo  Sputnik V, en su esquema clásico de dos dosis diferentes. Aseguraron que la protección contra Delta llega al 83% contra la infección y al 94% contra la hospitalización por Covid-19. 

Clarín

Compartir