Twitter modifica su política sobre contenido hackeado

Twitter anunció que estaba cambiando su política sobre contenido hackeado después de una protesta sobre la manera en que manejó una información política sin verificar que provocó clamores de “censura” por parte de la derecha.

La empresa de redes sociales ya no eliminará el material hackeado a menos que sea compartido directamente por los hackers o los que trabajan con ellos, explicó la directora de legalidad, política, confianza y seguridad de la empresa, Vijaya Gadde, en un hilo de Twitter publicado a finales del jueves.

Y en lugar de bloquear los enlaces para que no sean compartidos, los tuits serán etiquetados para ofrecer contexto a los lectores, agregó Gadde.

“Queremos atender las preocupaciones de que podría haber muchas consecuencias no deseadas para los periodistas, los informantes y otras personas, de manera contraria al propósito de Twitter de servir a la conversación pública”, dijo.

Twitter y Facebook lanzaron una intervención rápida esta semana para limitar la propagación de un artículo no verificado publicado en el medio conservador New York Post que desató los previsibles señalamientos de la derecha estadounidense, de que se trataba de “censura”.

Por primera vez en la memoria reciente, dos plataformas de redes sociales hicieron valer las reglas contra la desinformación en una historia publicada en un medio de comunicación tradicional. El artículo en cuestión, que no ha sido confirmado por otras publicaciones, hizo referencia a presuntos correos electrónicos de Hunter Biden, hijo del candidato demócrata a la presidencia Joe Biden. Los correos no estaban verificados y presuntamente fueron descubiertos por aliados del presidente Donald Trump.

La respuesta inicial de Twitter fue la de prohibir a los usuarios compartir enlaces al artículo en tuits y mensajes directos, alegando que violaba la política de la compañía que prohíbe el contenido hackeado. Sin embargo, no alertó a los usuarios sobre por qué no podían compartir el enlace hasta horas después.

El director ejecutivo de Twitter, Jack Dorsey, tuiteó que era “inaceptable” que la empresa no hubiera proporcionado más contexto sobre su acción. Un poco más de 24 horas después, Gadde anunció que la empresa estaba realizando cambios después de recibir “comentarios importantes”, desde mensajes críticos a mensajes de apoyo, sobre cómo hizo cumplir la política.

La compañía dijo que el enlace a la historia del New York Post aún estará bloqueado bajo una política que prohíbe compartir información personal. Sin embargo, los usuarios compartieron ampliamente la historia el viernes y no estaba claro por qué pudieron hacerlo.

AP

Compartir